Single post

Suspenso en el primer trimestre

La falta de aportación de los llegados y la bajada de rendimiento de los que estaban, claves para una nota mediocre.

La reválida y paso al siguiente curso, el de la confirmación entre los mejores, no está siendo satisfactoria para este Córdoba de la 2012/13. Y para ello están confluyendo diversos factores que van más allá del cambio de profesor, por mucho que la grada de El Arcángel la tomara con el nuevo docente instalado en la banda del coliseo ribereño en el último encuentro del curso 2012 ante el Recreativo de Huelva.

Cronológicamente hay que empezar por los nuevos de la clase, aquellos llamados a tomar el relevo a los que marcharon a otros colegios. La llegada de Joselu y Abel Gómez, principalmente, despertó cierta ilusión entre los aficionados pero ambos han defraudado en gran medida. El primero llegó para cubrir el hueco dejado por Charles pero no se ha adaptado al rol protagonista de un club con exigencias, obligado a desempeñar un papel de responsabilidad en un equipo que busca ser de los destacados, concepto muy diferente al que desarrollaba en un filial. El mismo jugador ha reconocido que le está costando adaptarse y si bien se encuentra muy a gusto en la ciudad, dista mucho de parecerse al jugador que se contrató el pasado verano.

El caso del sevillano es algo distinto. Abel Gómez arribó a tierras cordobesas con el marchamo de jugador experimentado, de futbolista de calidad para aportar al centro del campo blanquiverde ante la marcha de Javi Hervás. Pero pronto se pudo ver que en el esquema actual del equipo de Berges al exjugador del Granada le cuesta horrores encajar. De hecho, y como casos paradójicos, sus mejores encuentros han sido en Ponferrada y en Anoeta. En el primero actuó en sustitución de López Garai, se situó por delante de la defensa y su papel fue destacado. En San Sebastián se desenvolvió en donde a él más le gusta: por detrás del delantero de referencia. Pero tanto en un caso como en el otro, el Córdoba de la 2012/13 tiene a López Garai y a Fede Vico. En este último caso, con un dibujo algo cambiado para lo que necesitaría el sevillano. Por lo tanto, los dos nombres más contrastados que llegaron al Córdoba el pasado verano han pasado prácticamente desapercibidos. Quizás el conjunto blanquiverde podría superar esas dos grandes adversidades con la gran base de la pasada temporada, pero en este caso, tampoco los elementos de hace un año han respondido en la medida de entonces. Ni parecido, siquiera.

Tomando como base las notas que adjudica la redacción de este periódico cada semana (ver gráfico adjunto a esta información) se puede apreciar la gran diferencia de un curso a otro. Cierto es que Alberto García no es el de entonces, pero ni mucho menos es el que ha bajado más su rendimiento. En la defensa, el caso más notorio es el de Gaspar Gálvez, que la pasada temporada era indiscutible y resolvía la mayoría de sus actuaciones de forma notable y en esta es incapaz de llegar al aprobado. Los laterales, que ya en el 2011 no llegaban al aprobado, en el 2012 bajan la nota sensiblemente.

En el centro del campo el curso está siendo cruel con los alumnos . Desde López Garai a López Silva, el punto fuerte de la clase del año pasado ha quedado completamente diluido. El nivel de jugadores que fueron clave ha descendido hasta quedar en notas impensables hace 12 meses. La imagen del equipo se ha resentido sensiblemente y prácticamente los elementos que conforman el equipo son los mismos.

En ataque, Vico y Rennella ponen solo un punto de esperanza que tendrá que arreglar el club en el mercado invernal mientras que gran parte de la grada de El Arcángel miraba al profesor como único responsable del desaguisado. Otros, incluso, piensan en el director del instituto. Lo único cierto es que los que pasan el examen cada semana no llegan a la brillantez de hace un año. Y son los mismos.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies