Single post

Los dos cordobeses que corrieron en el maratón de Boston están bien

Los cordobeses José Antonio Escribano y Eugenio Romero estaban entre los 91 españoles inscritos en la carrera de Boston.

 

Tal y como viene informando este diario, Escribano acababa de terminar la carrera cuando “tras escuchar las detonaciones, empezaron a oírse las sirenas de las ambulancias y la policía cortando las calles”.

Anoche, la agencia Efe contactaba con este cordobés, tal y como viene informando Diario CÓRDOBA tanto en su versión impresa como en la edición on line.

Este mediodía –primeras horas de la mañana en Boston–, el periódico ha podido mantener una conversación con Escribano, quien ha confirmado que tanto él como su compañero Eugenio Romero están bien y desde ayer permanecen en el hotel pendientes de las noticias y a la espera de confirmar su vuelo de vuelta a España.

José Antonio Escribano, de 55 años de edad, es gerente de la empresa cordobesa de ofimática Ofisur. Eugenio Romero, de 51, es responsable de área en Aucorsa, la empresa de los autobuses urbanos de Córdoba. Ambos son grandes deportistas y han corrido en varios maratones internacionales, entre otros en Amsterdam o París. En este de Boston era la primera vez que participaban.

“Habrían pasado unos diez minutos y ya me había alejado de la meta cuando escuché las dos explosiones”, ha contado en su conversación con este periódico José Antonio Escribano. “Al principio casi no le di importancia, hasta que empezaron a llegar policías, oírse sirenas y aparecer gente corriendo y llorando”.

En España, la familia de Escribano supo que estaba bien al momento, pues fue cuando estaba hablando con su esposa por el móvil, para decirle que había terminado la carrera, cuando empezó a ver el caos y casi pudo narrar en directo la situación a su mujer.

Los dos cordobeses pueden decir que les sonrió la fortuna, pues según Escribano habían quedado en encontrarse tras la carrera en una boca de metro justo al lado de donde estallaron las bombas.

“Con todo acordonado y el caos que se formó, nos costó un rato localizarnos, pero al final nos encontramos y nos vinimos al hotel”.

José Antonio y Eugenio han pasado todas estas horas desde ayer descansando en el hotel y pegados a la televisión, en contacto con sus familias en España.

Los cordobeses se han mostrado en su conversación con este periódico, muy apenados por lo ocurrido. Esperan poder tomar su avión de regreso –tal y como estaba previsto, pues no les han notificado ningún cambio– en las próximas horas.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies