Single post

Encuentros de Navidad a bajo coste

Los supermercados se abarrotan la víspera de Nochebuena, a pesar de coincidir con el domingo Los clientes buscan la mejor relación calidad-precio de los productos frescos

Conseguir una excelente cena de Nochebuena a un precio asequible es en estos momentos el mayor reto de las amas de casa. Llevar a la mesa productos frescos de gran calidad es la base para que todo salga rodado. Y para ello es fundamental visitar los mercados aprovechando las últimas horas, a pesar de que el coste final puede ser algo más caro que hace tan sólo unos días. 

Una de las estampas que marcó la jornada de ayer, a pesar de que era domingo, fue la de decenas de señoras acompañadas de sus parejas o de otros familiares mirando a cuánto estaba el kilo de solomillo, el de gambas o el de langostinos. Uno de los establecimientos que decidió abrir sus puertas durante toda la mañana fue la cadena de supermercados Deza, donde incluso sus trabajadores comentaban que no esperaban que tanta clientela hubiese elegido este día para comprar uno de los menús más especiales del año. María Teresa Romero miraba con atención el precio del marisco. “Ya no tengo mucho tiempo para comparar a cuánto puedo encontrar las gambas o los langostinos en otros sitios, aunque siempre intento poner en la mesa la mejor relación entre calidad y precio”, aseguraba mientras consultaba con su hijo qué prefería para la cena de hoy. “Este año vamos a dejar de lado los cuerpos porque están subidos de precio y con eso de que a los funcionarios nos dejan sin paga extra no podemos excedernos en el gasto”, reconoció. 

A tan sólo unos metros varios clientes hacían cola para comprar los embutidos para el aperitivo y la carne para los platos principales. Una de las que esperaba paciente que la máquina marcase su número era María de los Ángeles que consultaba con su hermana cuál sería la mejor opción. “Estamos mirando qué nos conviene más si el solomillo o la ternera de añojo porque además queremos preparar unos flamenquines para que toda la familia quede contenta y que no nos suponga un gran gasto para los bolsillos, que a estas alturas ya están bastante resentidos”, decía. 

El ahorro pasa a un segundo plano para otras personas que consideran que la Nochebuena es un día muy especial que hay que celebrar a lo grande. Éste es el caso de José María Montero quien ayer estaba dispuesto a comprar todo lo que le entrara por el ojo sin tener muy en cuenta el precio final. “La crisis está ahí, pero en estos días hay que hacer un esfuerzo para que toda la familia se olvide durante unas horas de la cruda realidad”, aseguró. 

Otros de los productos que esta noche tampoco puede faltar en la mesa son los dulces típicos de Navidad, como el turrón, los mantecados o los alfajores. Rosario Pérez elegía ayer qué le gustaría más a sus nietos. “Son productos algo caros, pero por ver a mis pequeños sonreír en la Nochebuena hay que hacer un esfuerzo y ya mañana a comer de las sobras”, afirmó.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies