Single post

Los empresarios advierten que la prostitución crece en el polígono de la Torrecilla

La prostitución en las calles del polígono Amargacena-La Torrecilla, un fenómeno que comenzó a detectarse con especial incidencia hace unos dos años y medio, está proliferando en los últimos meses, según los empresarios de la zona, que no solo denuncian la explotación de mujeres sino también que se ven perjudicados por la mala imagen para sus negocios y por la suciedad que genera esta actividad. Es más, temen que la práctica se extiendan a las 24 horas del día.

 

 

El presidente de la Asociación de propietarios y empresarios del polígono Amargacena-La Torrecilla (Apreama), Francisco Pérez Cubero, asegura que la prostitución “va a más” y que se sienten “impotentes” por la falta de respuesta de las administraciones. En este sentido insistió en que es necesaria una ordenanza municipal que, como en otras capitales andaluzas, prohíba esta actividad a menos de 200 metros de lugares habitados y zonas empresariales. Esta reivindicación de Apreama no encontró respuesta de parte del anterior gobierno municipal, pero “tampoco en el actual vemos interés”. Pérez Cubero señaló que esperaban que “con el PP se subsanaría el problema y se abordaría la ordenanza porque así nos lo prometieron antes de las elecciones, sin embargo no vemos ningún movimiento al respecto”.

Los empresarios consideran que “solo con una ordenanza de este tipo se ataja el problema”, ya que, según Pérez Cubero, “si no hay un arma legal da igual que venga la Policía” al polígono. Es más, el presidente de Apreama explicó que la Subdelegación ya le comunicó a finales del año pasado que a través de la Brigada de Extranjería se habían realizado operativos específicos “sin resultados”, ya que se trataban de mujeres en situación legal. Y tampoco parece haber surtido efecto, “al menos no nos consta”, señaló Pérez Cubero, la colaboración del servicio de seguridad del polígono con la Policía facilitándole las matrículas de los coches “que las llevan y las controlan”.

Así las cosas, Pérez Cubero consideró “lamentable” ver día a día “cómo estas mujeres están siendo explotadas sin que nadie ponga reparo”, pero también denunció el “descrédito” que supone para las empresas que la prostitución se ejerza a sus puertas y la suciedad que genera, ya que es normal ver preservativos en las calles y que las chicas hagan sus necesidades en plena vía. “Queremos ser referente económico y no por la prostitución”, señaló el presidente de Apreama, que advirtió de que “como no se actúe mucho nos tememos que la actividad puede pasar de la noche al día, a las 24 horas”. De hecho, lo que comenzó como algo visible los fines de semana ya es habitual todos los días al caer la tarde.

 

 

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies