Single post

Informe de coyuntura económica

Las medidas del nuevo Gobierno no se han hecho esperar. Las referentes al ajuste presupuestario, aprobadas en su mayoría en el Consejo de Ministros del 30 de diciembre, confirman el compromiso con la estabilidad presupuestaria para alcanzar un déficit público del 3% del PIB en 2013. La justificación de las medidas aprobadas es la estimación de cierre del déficit público de 2011, que previsible se elevará hasta el 8% del PIB, dos puntos más que el aprobado en el Programa de Estabilidad. El recorte de gasto, 8.900 millones de euros, será por no disponibilidad de créditos a los distintos Ministerios y se realizará en el primer trimestre. A su vez, las medidas tributarias supondrán un aumento de la recaudación estimado en alrededor de 6.200 millones de euros.

 

 

Las principales consideraciones a realizar sobre estas medidas se resumen a continuación:

 

l.              Es un ajuste duro de la política fiscal que se va a llevar a cabo por las dos vertientes, gastos e ingresos.

2.            Es el primer ajuste del nuevo Gobierno, pero no va a ser el único que se va a realizar en 2012.

3.            Estas medidas son necesarias para ganar credibilidad en los mercados financieros internacionales. El compromiso con la estabilidad presupuestaria reduce la prima de riesgo y, si las medidas de recorte se acompañan con las reformas estructurales, debería generar un círculo virtuoso en el medio plazo que puede impulsar el crecimiento y la creación de empleo.

4.            El ajuste restará crecimiento en el corto plazo, al ser un recorte de gasto mayor al previsto y que va acompañado de una subida de impuestos que afecta directamente a la renta disponible de las familias.

5.            El incremento de la presión fiscal en un contexto de recesión económica y de elevado nivel de desempleo es un obstáculo al consumo y, por lo tanto, para la recuperación de la economía española.

6.            El ajuste no recae en las prestaciones a los parados ni a las pensiones. Pero sí afecta a la partida destinada a la dependencia, en el sentido de que se aplaza la inclusión de nuevos beneficiarios en el sistema.

7.            CEOE respalda el ajuste de gasto, sobre todo, aquellos destinados a la reducción de la estructura organizativa del Estado y a la congelación del número de personas que trabaja para las Administraciones Públicas.

  1. CEOE ve con preocupación los recortes del gasto destinados a incrementar la actividad y la competitividad de la economía española. La no disponibilidad de créditos en los Ministerios de Fomento, Industria, Energía y Turismo, junto con Economía y Competitividad concentran aproximadamente el 50% del recorte.

 

Junto con estas medidas de ajuste presupuestario se han aprobado otras adicionales dirigidas a atajar el fraude fiscal y la economía sumergida. Adicionalmente, también se incluye un plan para la reordenación del sector público, que persigue reducir la dimensión del sector público empresarial a través del control del gasto gestionado por el mismo y de la racionalización en la gestión de la actividad empresarial pública. El desarrollo y concreción de estas medidas en el ámbito autonómico y local se realizará a través del Consejo de Política Fiscal y Financiera y de la Comisión Nacional de la Administración Local.

El conjunto de medidas se completan con otras de carácter microeconómico, como las destinadas al sector inmobiliario (se mantiene el IVA superreducido, se recupera la deducción por vivienda), al sector eléctrico (se congela la tarifa eléctrica), al audiovisual (se suprime el canon digital) o a la dependencia (no se incorporan nuevos beneficiarios, convenio de teleasistencia).

En el ámbito de la coyuntura económica, el mercado laboral es la principal fuente de preocupación ya que ha intensificado su deterioro en el último trimestre del año. Los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de diciembre cierran 2011 con un balance muy negativo, con máximos históricos del número de desempleados (4,42 millones) y 17,3 millones de afiliados a la Seguridad Social, cifra muy alejada de la que se alcanzó en 2007, cuando había casi 19,5 millones de cotizantes. Así, el año 2011 es el cuarto año consecutivo que la economía española destruye puestos de trabajo, con un descenso de la afiliación en 355 mil personas y un aumento de 322.286 desempleados en los registros del Servicio Público de Empleo.

Por su parte, la inflación ha finalizado 2011 con una tasa del 2,4%, por debajo de la media del año (3,2%). Los impuestos y la energía son los factores que explican esta mayor inflación que en 2010. Sin embargo, el IPC subyacente ha mantenido su tasa de crecimiento interanual por debajo del 2% casi todo el año, cerrando con un 1,4%, fruto de la debilidad de la demanda interna. Para 2012, las previsiones de inflación avanzan tasas más reducidas que en 2011. Desde el punto de vista de la demanda, no se espera que el consumo presente un mayor dinamismo y las previsiones de crecimiento para España y para nuestros vecinos comunitarios se están revisando a la baja, por lo que los  precios de los bienes industriales y de la gran mayoría de los servicios seguirán mostrando una evolución muy moderada, manteniendo la inflación subyacente en niveles similares a los de 2011. Por el lado de los productos energéticos, en un contexto de menor crecimiento mundial, los precios del petróleo no deberían ser un elemento inflacionista.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies